Certificado de calidad para la Unidad de Transfusión del Aljarafe

Fecha: 
19/09/11
Categoria: 
General
Foto: 

La Unidad de Transfusión del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe ha recibido la certificación de la Fundación CAT (Comité de Acreditación de Transfusión), organismo independiente constituido por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia y la Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular.
 


Este certificado de calidad garantiza el cumplimiento de las normas de calidad y técnicas establecidas en los estándares de esta entidad y evalúa la competencia de los centros así como la calidad del producto y del servicio suministrado.

La certificación de calidad de la práctica transfusional del centro supone una garantía de seguridad para el usuario en todos los procesos relacionados con la sangre, como son la minimización de riesgos infecciosos, trazabilidad en las transfusiones, seguridad en las pruebas de compatibilidad entre receptor y donante, existencia de protocolos de actuación en caso de accidentes y emergencias, confort e higiene de las instalaciones, y cualificación y formación permanente de todos los profesionales.

El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe atiende actualmente a una población de 272.754 habitantes y dispone de una Unidad de Transfusión integrada en el Servicio de Laboratorio donde desarrollan su trabajo tres hematólogos. En este centro se transfundieron en 2010 un total de 2.937 concentrados de hematíes, 61 concentrados de plaquetas y 228 unidades de plasma fresco.

Uno de los logros conseguidos por la Unidad de Transfusión del hospital ha sido conseguir una trazabilidad de los componentes sanguíneos superior al 99%, lo que significa que en más del 99% de las unidades de sangre transfundidas queda registro de todo el `trayecto´ realizado en el centro (personal que ha intervenido en el procesamiento, distribución y transfusión, usuario al que se le ha transfundido, etc.), lo que incide positivamente en la seguridad de la transfusión realizada.

Esta apuesta por la calidad se traduce en una optimización de los componentes sanguíneos. Para ello, se ha incidido especialmente en la formación científica de todos los profesionales del centro sobre práctica transfusional, de manera que el uso racional de los componentes sanguíneos ha supuesto una reducción del consumo de unidades de sangre en el último año, a pesar del incremento de la actividad quirúrgica del centro.