Las Direcciones Enfermeras de San Juan de Dios lideran el plan de acción para asegurar el futuro de la Enfermería

Fecha: 
12/05/22
Categoria: 
General
Foto: 

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, consciente de que la enfermería es esencial en los servicios de salud, tanto por la calidad de los cuidados que proveen como por la continuidad que ofrecen en el proceso de atención sanitaria, trabaja para paliar la escasez de profesionales de este sector. Una escasez que repercute en la seguridad y en el cuidado a las personas.

Una situación compleja en la que trabaja el equipo de Direcciones Enfermeras de San Juan de Dios que llevan trabajando más de un año en un análisis situacional, mediante una foto de partida sobre las funciones y tareas que están desempeñando todos los roles implicados en el proceso asistencial, con el fin de identificar las áreas de mejora y establecer un plan de acción para actuar sobre ellas. Las Direcciones Enfermeras sustentarán este trabajo en cuatro pilares: modelo de atención, gestión de personas y valores, sociedad y entorno, y sostenibilidad.

Los objetivos de las Direcciones Enfermeras se centran en poner en valor la enfermería, darle visibilidad, reconocimiento y dotarla de liderazgo. Como señala la directora del departamento de Gestión Carismática, Isabel Grimal, “debemos ser proactivos en buscar soluciones y facilitar estrategias que garanticen el relevo generacional de las enfermeras y sus jubilaciones, y que, a su vez, sea capaz de hacer más visible y mejorar la imagen de la profesión, actualmente mejor valorada tras el COVID”.

Para el director general de la Orden, Juan José Afonso, “se trata de crear un marco de referencia común, que contemple la diversidad de los centros de San Juan de Dios, y que permita abordar la problemática de forma conjunta. Es necesario avanzar en redefinir la función de la enfermería hacia una práctica enfermera avanzada y, con ello, las funciones del resto de estamentos como es el caso de los auxiliares de enfermería”.

Más profesionales de enfermería, más tiempo para cuidar

En la actualidad la enfermería tiene que responder a unas situaciones que son constantemente críticas, los actos sanitarios son continuados, muy rápidos y de corta estancia. La escasez de profesionales sumado a estas situaciones acorta el tiempo que pueden dedicar a cada persona.

Para abordar este desafío, el trabajo en el modelo de atención de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios se dirige a incorporar cambios organizativos y rediseñar procesos identificando las actividades que aportan valor y las que necesitan un cambio de rol para facilitar a los profesionales de enfermería destinar más tiempo para cuidar.

La realidad de falta de enfermeras en España no es un hecho que haya aparecido de manera espontánea, supone un problema estructural. “Con este abordaje lograremos una mayor eficiencia y sostenibilidad en el modelo de atención, aliviar la presión y mejorar el tiempo en la acogida, el seguimiento y la evaluación que necesita cada persona”, señala Isabel Grimal.

Incrementar el número de profesionales de enfermería también pasa por la formación permanente y continuada. Es un elemento clave y una apuesta clara en San Juan de Dios, que contempla planes de formación que responden a las necesidades reales de la profesión y redundan en una mejora en la calidad asistencial recibida y percibida por los pacientes.

Además, quieren incentivar a profesionales como los auxiliares de enfermería a estudiar el grado, puesto que serán los que darán continuidad asistencial con el modelo de atención centrado en la persona propio de San Juan de Dios.

San Juan de Dios, precursor de la enfermería moderna

Juan de Dios, Fundador de la Orden Hospitalaria, está considerado como uno de los precursores de la enfermería moderna y es el patrón de la profesión. La enfermería propuesta por él va más allá de la prestación de cuidados físicos: incluye cuidados integrales, cuidados físicos, mentales, psicosociales, éticos, espirituales y sociales.

La proximidad constante al enfermo –al pobre, a su realidad física, psicológica y social– supuso para Juan de Dios la posibilidad de tratarlo en toda su realidad, contemplando la necesidad de unos cuidados que no se centrasen exclusivamente en la salud del cuerpo.

El fundador de la Orden Hospitalaria fue un innovador en su tiempo, a nivel asistencial pero también a nivel de organización: separando a los enfermos por dolencias y atendiéndoles de manera integral y con una visión humanizada de los cuidados, centrando sus acciones en la visión de la persona que hay tras la enfermedad.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una institución sin ánimo de lucro y de carácter internacional con la misión de curar y cuidar a las personas más desfavorecidas, situándolas en el centro y atendiendo su dimensión física, psicológica, social y espiritual.

Con casi 500 años de experiencia en el cuidado y protección de las personas enfermas y en exclusión social, la Orden Hospitalaria continúa su compromiso sanitario, sociosanitario y social inspirándose en los mismos valores que llevaron a su Fundador, San Juan de Dios, a revolucionar la atención hacia las personas que más lo necesitaban, dignificando al ser humano sea cual sea su condición.

El concepto de Hospitalidad de San Juan de Dios ha traspasado todas las fronteras. En nuestro país, la Provincia San Juan de Dios de España cuenta con una red de 80 centros sanitarios, sociales, sociosanitarios, docentes y de investigación que atienden a casi un millón y medio de personas anualmente.

Está integrada por 180 Hermanos, 15.000 profesionales, casi 3.500 voluntarios y numerosos donantes y bienhechores.

La presencia y actividad internacional de San Juan de Dios se lleva a cabo en los cinco continentes a través de 405 centros en los que se ofrecen más de 37.700 camas o plazas. Para ello, son 65.000 profesionales los que prestan más de 35 millones de atenciones cada año. Además, cuenta con 1.020 Hermanos y más de 25.300 voluntarios/as.